• La ciencia del sueño

    • Eres uno con tus sueños, de ahí que lo que comas influya directamente en la calidad de estos.

    Gastronomía onírica: alimentos que facilitan los sueños lúcidos / 

    Enigmáticos como son, los sueños tienden a parecernos parte de un mundo paralelo y casi incontrolable, a veces al grado de parecernos que solo por casualidad están relacionados con nosotros. Sin embargo, somos uno con nuestros sueños, y no son pocas los recursos que existen para fortalecer esta unidad.

    Particularmente la alimentación ejerce una influencia importante en la calidad de nuestras experiencias oníricas. Se dice, por ejemplo, que ir a dormir después de haber comido o bebido en exceso lleva casi inevitablemente a la pesadilla y las ensoñaciones ominosas.

    Pero independientemente de los resultados obtenidos, la premisa es sencilla: lo que consumimos inciden directamente en nuestros sueños.

    El sitio World of Lucid Dream nos ofrece un interesante listado de frutas, verduras y otras sustancias, todas comestibles y todas con la posibilidad de hacer los sueños más vívidos, de abrir al soñante el portal de la lucidez onírica —que, para mejor efecto, deben acompañarse de otras técnicas que ya expuestas en una nota previa.

    De entrada un estudio realizado en 2002 reveló que una dosis diaria de vitamina B6, aproximadamente 250mg, aumentó la viveza de los sueños de los participantes, así como su emotividad, su color y sus signos extraños.

    Y aunque dicha cantidad supera la recomendada médicamente para los adultos (que es de 100mg), al parecer incluso con dosis pequeñas se consiguen los mismos beneficios, y esto sin recurrir a suplementos o pastillas, sino tomando el complejo B directamente de nuestra dieta diaria.

    La vitamina B6 es importante para nuestro cuerpo, especialmente para nuestro cerebro, porque se encarga de convertir el triptófano (un aminoácido esencial) en serotonina y niacina, neurotransmisores que regulan la sensación de apetito, los patrones de sueño y el ánimo en general.

    De aquí que el triptófano sea la segunda sustancia importante para considerar en este procedimiento. En este caso la recomendación diaria es de 392mg para hombres y 322mg para mujeres, también obtenido directamente de los alimentos que tomamos todos los días.

    Por último, se encuentra la serotonina, que de algún modo es la consecuencia lógica y fisiológica de los dos preparativos anteriores. Si la vitamina B6 ayuda a generar triptófano, más triptófano ayuda a generar serotonina. Pero por sus características esta sustancia solo puede producirse naturalmente al interior de nuestro cuerpo, sea con alimentación, ejercicio físico, tomando el sol, dejando de lado la tensión o tomando un buen masaje.

    Pero hasta aquí el preámbulo. Puntualmente, estos son los alimentos con los que aumentarás la probabilidad de experimentar sueños lúcidos, una de las herramientas más útiles para el conocimiento de lo que cada uno de nosotros verdaderamente es.

    100 gramos de pollo dan 0.41 gramos de triptófano

    1 taza de frijol de soya, 0.39g de triptófano

    100g de pavo, 0.38g de triptófano

    1 cucharada cafetera de salsa de soya, 0.03g de triptófano

    30g de queso, 0.09g de triptófano

    100g de atún, 0.38g de triptófano

    100g de venado, 0.36g de triptófano

    ¼ de taza de semillas de calabaza, 0.17g de triptófano

    100g de cordero, 0.35g de triptófano

    100g de salmón, 0.35g de triptófano

    100g de camarón, 0.33g de triptófano

    100g de bacalao, 0.29g de triptófano

    100g de tofu, 0.14g de triptófano

    1 taza de habichuelas, 0.18g de triptófano

    Se recomienda que consumas estos alimentos en tu última comida antes de dormir, algunas pocas horas antes de ir a la cama —y quizá tu inventiva en la cocina se refleja en la inventiva de tus fantasías nocturnas.

    Buen provecho y dulces sueños.

    Tagged: sueños, cómo soñar sueños lúcidos, libros sobre los sueños, sueños lúcidos, cocina, lifestyle, alimentos para soñar, alimentos sueños lúcidos, alimentación, alimentación saludable, alimento, gastronomía