• Urbanismo de Vanguardia

    • Mientras miles nos agrupamos en las ciudades para estar “solos”, activista propone socializar con los extraños que pasan a nuestro lado.

    Espontaneidad urbana: los beneficios de hablar con extraños en la ciudad / 

    El término “Urban Spontaneity” (espontaneidad urbana) se refiere, dentro de las nuevas tendencias citadinas, a la importancia de emprender acciones “cautivadoras e impredecibles” para activar la seguridad de las personas, la sociabilidad, la alegría y la cohesión social. Para algunos activistas como Kio Stark, autora del libro Don’t Go Back to School, el elemento de la sorpresa es esencial para reinventar la manera en que percibimos nuestras urbes.

    Resulta importante mantener nuestra conexión con un sentido de libertad y expresión en el espacio público. Y cuando lo hacemos, entonces logramos apropiarnos, en el mejor sentido de la palabra, de ese espacio. Curiosamente el arte ha estado ligado, intrínsecamente, al ejercicio de la “espontaneidad urbana”: el teatro callejero, los happenings, performances, la danza espontánea, etc. Sin embargo, en la vida cotidiana se requieren “inyecciones culturales” que deshiniban a la población para convivir, generando así sociedades abiertas, unidas y dinámicas.

    Tras más de cien entrevistas, Stark descubrió que el mayor aprendizaje que personas externan sobre su vida colegial, está ligado a habilidades de socialización, desarrolladas gracias a la convivencia en la universidad –o respecto a los “lazos” generados gracias a esa convivencia.

    Con las precauciones necesarias, pues no necesariamente se debe confiar en todo aquél que se cruza en nuestro camino, realizar ejercicios de sociabilización espontánea puede ayudarnos a tener más seguridad, empatía con el otro, desarrollar nuestra inspiración, acrecentar nuestra alegría, generar relaciones y ayudarnos a conocernos a nosotros mismos. 

    Tagged: urbanismo, ciudades, urbanismo de vanguardia