• Urbanismo de Vanguardia

    • Lo que inició en Porto Alegre, Brasil, como un barrio con algunos árboles, se ha tornado en una popular calle gobernada por una vegetación sublime.

    Esta calle está considerada la más hermosa del mundo / 

    Está probado que la naturaleza, e incluso solo una imagen de ella, te hace más feliz. Hay estudios que reflejan que las personas que visitaron más espacios naturales en un año, son más alegres que otras que lo hicieron menos. La naturaleza está conectada a la esencia humana: cuando la tocamos, respiramos y sentimos, nuestro ser reconoce su origen primigenio –posiblemente la premura de las preocupaciones se desvanecen porque el ritmo de la naturaleza es, simplemente, perfecto.

    Hoy  transitamos rebasados de concreto, luces artificiales, anuncios comerciales y moda. La naturaleza en las ciudades surge como héroe silencioso: en sus esporádicas pinceladas que refrescan la consciencia humana. En la ciudad de Porto Alegre, Brasil, se ubica Rua Gonçalo de Carvalho, considerada como la más hemosa del planeta. Se trata de una calle de medio kilómetro, distinguida del resto por estar cobijada con dos majestuosas hileras de árboles de tipuana, que fueron sembrados hace poco menos de un siglo. Hoy, estos gigantes forman, literalmente, un techo vegetal sobre la vía.

    Pero el valor de esta calle no solo radica en su explosiva belleza, ya que también simbolizan el poder ciudadano: los habitantes lograron frenar la tala de los tipuanas, la cual era parte de un proyecto para desarrollar un centro comercial. Hoy estos árboles son retazos de la historia e identidad social de Puerto Alegre, y la Rua Gonçalo de Carvalho se ha consagrado como un símbolo de esta ciudad. 

    Tagged: Brasil, urbanismo, naturaleza Credits: Imagen (Amigos da Rua Gonçalo de Carvalho)